Diccionario de términos de Hosting / Alojamiento Web

Esta página se encuentra actualmente en construcción.

Alojamiento Web

El término “alojamiento web” o “hosting web” se refiere a un servicio dónde un proveedor de alojamiento web alquila servidores de altas prestaciones conectados a Internet y operativos durante las 24 horas para instalar en ellos un sitio web que será visible en Internet.

Para ello, el cliente necesitará, además, nombre de dominio el cuál lo podrá contratar con el mismo proveedor de alojamiento web o con un proveedor especializado en nombres de dominio.

Una vez que el cliente contrata un servicio de hosting, el proveedor de hosting le proporcionará una cuenta con un usuario y contraseña que le permitirá acceder vía web a herramientas de administración de servidor y que le permitirán hacer cosas como, por ejemplo, subir los ficheros de su web al servidor. La herramienta de administración más popular en los entornos de hosting es cPanel.

Ancho de banda

El ancho de banda en un sitio web se refiere a la cantidad de tráfico web que pasa por ese sitio durante un tiempo determinado. En el ámbito del hosting es uno de los parámetros de las prestaciones del servicio contratado y se suele medir en GB (Giga Bytes) referidos a un mes.

Por ejemplo: Si un determinado plan (nivel de servicio) de hosting ofrece 10GB de ancho de banda quiere decir que el tráfico que el proveedor permitirá “consumir” al cliente con su web será de 10 Giga Bytes = 10.000.000.000 bytes

Si entendemos que un sitio web actual optimizado puede tener un tamaño medio de página de en torno a 1 Mega Byte (1.000.000 bytes) quiere decir que ese sitio tendría capacidad para que se vean unas 10.000 páginas suyas en un mes.

Dominio

El dominio de un sitio web es el nombre que usamos para acceder a su página principal.

Por ejemplo, el dominio de este sitio es hostingatope.com

Cualquier persona puede contratar un dominio a través de proveedor de dominio o a través de un proveedor de hosting. Proveedores de dominios muy conocidos son, por ejemplo, GoDaddy o Namecheap.

La función de los nombres es simplificar el uso de la web ya que cuando se inventó Internet los sitios sólo se identificaban a través de su dirección IP que es un número compuesto por cuatro grupos de dígitos separados por puntos, algo así como esto: 84.104.45.128. Obviamente, esta manera de identificar a los sitios web no resultaría muy amigable para los usuarios.

Sin embargo, a nivel de comunicación entre las máquinas, es necesario usar las direcciones IP, por tanto, tiene que haber una manera de asociar dominios a direcciones IP.

Lo que ocurre cuando se usa un dominio es simplemente que el ordenador que traduce automáticamente el dominio a la correspondiente dirección IP. Es decir, si tecleas, por ejemplo, hostingatope.com en tu navegador web, “por debajo” el ordenador traducirá ese dominio en la dirección IP correspondiente.

Para esta traducción son necesarios los así llamados servidores DNS (ver el término en este diccionario) y que el ordenador usado los tenga bien configurados, algo que suele suceder automáticamente al conectarse a un router.

DNS (Domain Name System)

DNS es un sistema que funciona a través de todo Internet para hacer posible que se puedan utilizar nombres de dominio en lugar de sólo direcciones IP.

Se puede decir que el sistema DNS es una gigantesca base de datos repartida a lo largo y ancho de Internet que contiene la información de correspondencia entre los nombres de dominio y direcciones IP.

De este modo, si un ordenador se encuentra conectado al sistema DNS puede averiguar a qué dirección IP corresponde un nombre dominio, algo imprescindible para que en Internet las máquinas se pueden comunicar entre sí.

Espacio Web

En terminología hosting, “espacio web” se suele referir al espacio en disco del que dispone un cliente y se suele indicar en Giga Bytes, igual que para los discos duros de cualquier ordenador.

Hosting

“Hosting” es el término en inglés para “alojamiento web”. Consultar “alojamiento web” para más detalles.